Salud

Ceguera infantil

ceguera-infantil

La principal causa de la ceguera infantil es la falta de vitamina A que como consecuencia de la ausencia lleva al reblandecimiento y opacidad del cristalino llevando con el tiempo se vuelve irreversible, también es la falta de maduración del aparato de la visión en bebés prematuros, accidentes, diversas enfermedades y en otras ocasiones factores genéticos.

Puede ser repentina (menor porcentaje), de nacimiento o responder a la pérdida paulatina de la visión, siempre la atención de los padres o quienes estén al cuidado del niño es fundamental pues serán quienes noten algunos síntomas como por ejemplo: 

  • si los ojos están alineados,
  • si busca la luz intensa y fijan allí la vista,
  • si la pupila está muy oscura,
  • continuas secreciones,
  • frote brusco de las manos en los ojos,
  • el abrir y cerrar los ojos con esfuerzo,
  • el que no fijen la vista atentamente sino que buscan con el oído el origen de donde viene la conversación etc.

Estos son algunos de los factores, aparte deben estar alertas/atentos a cualquier movimiento, conducta y reacciones que no sean habituales para poder consultar al pediatra y que el profesional sea quien os derive al especialista indicado. Es una afección que puede ser de nacimiento o desarrollarse en cualquier etapa de la vida por eso detectar a tiempo la anomalía es poder brindarle al peque un tratamiento oportuno y con la mayor cantidad de probabilidades de establecer que patología es la que lo afecta.

De este modo el profesional (oftalmólogo) con pruebas sencillas  y análisis pertinentes podrá determinar si el uso de anteojos es suficiente mientras realiza un seguimiento intensivo del peque o si es irreversible si una cirugía podría colaborar a una mejora de la calidad de vida.

La ceguera que puede producirse por la falta de cantidad necesaria o ausencia de vitamina A, puedes incorporar en las comidas de los peques carnes, verduras y huevo que evitan que la córnea se opaque. En los casos en que la visión tenga una disminución paulatina y en aquellas afecciones permanentes sirve para reforzar y encausar una mejor calidad de vida.