EmbarazoSalud

Cambios fisiológicos en el embarazo

riesgos-del-embarazo-adolescente-parte-ii

Los embarazos están regulados por las hormonas, el organismo maternal tiene que ir adaptándose a lo largo de los nueve meses a su funcionamiento normal y afrontar un esfuerzo muy superior al ritmo habitual bastante brusco para el pequeño, haciéndole pasar a otro medio acuoso antes del primer contacto con la atmósfera.

El aumento del útero, el desarrollo de los senos y el incremento del peso del cuerpo son las variaciones más destacables entre otros cambios que, sin embargo, alcanzan igual o mayor significado. El estado de la mamá embarazada comienza a manifestarse externamente a partir del cuarto mes de gestación aproximadamente. El feto medirá entonces unos 18 cm. y su peso será algo más de 200 gramos. Luego de pasados otros cuatro meses, habrá multiplicado por tres su longitud y por diez su peso total. Todos los sistemas corporales, salvo el aparato respiratorio, habrán iniciado ya su funcionamiento.

La sangre transporta los materiales necesarios para la formación del feto y recibe sus desechos. El corazón, en esta etapa, desarrolla una actividad bastante superior a la normal, y también se incrementa el pulso. Durante el embarazo, el corazón realiza al término de un solo día unas catorce mil pulsaciones más de las que debería realizar normalmente.

Se acentúa también la pigmentación en la piel en la gran mayoría de mamás durante la gestación, y en algunas zonas del cuerpo aparecen unas pequeñas manchas de color oscuro denominadas cloasmas. También se registran estrías y la famosa “línea negra” que se forma hacia la segunda mitad de la gestación y se ubica por el centro del abdomen.

  • LANYVARGAVIL1

    LE FALTA MAS INRORMACION