Embarazo

Cada vez más cerca, séptimo mes

cada-vez-mas-cerca-septimo-mes

 El comienzo del tercer trimestre del embarazo, es clave en la vida del peque por nacer, pues comienza el proceso de fortalecimiento y calcificación de sus huesos; su cuerpo necesita nutrientes como  ser calcio (lácteos y derivados), ácido fólico y hierro. Tu bebé ya puede abrir y cerrar sus manos (que pronto tendrán huellas dactilares bien definidas), abre y cierra la boca, saca la lengua y comienza a chuparse el dedo; su piel es muy delgada, sus huesos y músculos comienzan a tener consistencia … sus órganos están plenamente formados.

Los huesos de tu bebé, comienzan a fortalecerse ya que está regulado por numerosas hormonas; por ejemplo: como los huesos están más duros, es muy importante una apropiada nutrición que aporte calcio, vitamina D, proteínas, hierro y ácido fólico. En relación al sistema nervioso central, los pliegues de la corteza cerebral experimentan un desarrollo bastante ligero hacia el final del mes; la temperatura corporal y la respiración ya son controlados por el SNC (sistema mencionado al principio de esta frase/oración) que le permite la inhalación de aire.

Ya puede abrir sus ojos, pues su estructura óptica ya está prácticamente conformada, que mantendrán su color celeste hasta la segunda semana del nacimiento, debido  a que la pigmentación definitiva se alcanza con la exposición a la luz solar y del medio. Con el desarrollo general de los ojos, tu bebé ya es capaz de distinguir sensiblemente los cambios entre la luz y la oscuridad; y puede ser también que visualice su mano para llevarla a la boca con mayor facilidad.

En el séptimo mes de embarazo se te realiza un test importante “el test de O Sullivan”, para detectar la posible existencia de diabetes gestacional, que se desarrolla durante el embarazo; en esta prueba se te administra por vía oral alrededor de 50 grs de glucosa en ayunas; una hora después de la ingesta se saca sangre y se mide el nivel de glucosa. La piel del bebé deja de ser transparente para ser más opaca y debajo de la epidermis se empieza  acumular una capa de grasa que le hará la piel más suave.