Salud

Bruxismo o cuando le rechinan los dientes

Child shows tooth

El bruxismo es un problema que sufren algunos niños y que consiste en apretar y rechinar los dientes, sobre todo por la noche, por lo que suele ser un movimiento inconsciente.

Suele aparecer antes del año durante la dentición de leche, así como en el cambio de dientes de leche y dientes definitivos. Las causas no se conocen con seguridad, pero se cree que se produce por un mal contacto entre los dientes, la ansiedad, el estrés y la posición al dormir.

Los niños con bruxismo producen un rechinamiento de los dientes que se oye perfectamente, sobre todo en las primeras fases del sueño. De todas formas el niño no se acuerda al día siguiente ni se da cuenta. Un buen truco para que deje de hacer ruido es cambiar al niño de postura cuando aparezca el rechinamiento.

Como consecuencia del bruxismo puede producirse desgaste del esmalte que le hará más sensible a la temperatura de los alimentos y bebidas, e incluso más proclive a roturas en los dientes. Si el problema persiste en la adolescencia también puede aparecer dolor. En otros casos el bruxismo desaparece por si solo a medida que el niño crece.

No se puede prevenir porque es inconsciente, pero sí que existen diferentes tratamientos según la causa. Lo más normal es que el pediatra o el dentista recomienden una férula de descarga, ortodoncia o fisioterapia.

Cuando se produce bruxismo por ansiedad o estrés puede ser muy útil acudir a un psicólogo. En todo caso debemos procurar que el niño esté relajado antes de irse a dormir, por eso es bueno que estemos pendientes de él y que no le transmitamos nervios o preocupaciones innecesarias. Tampoco debemos sobrecargarle de tareas extraescolares ni exigirle que sea el mejor en todo, ya que le producirá estrés y ansiedad.