Salud

Beneficios de ir al parque

Five young friends running outdoors smiling

A los peques les encanta ir al parque para jugar con sus amigos y subir a todos los columpios, lo que además les beneficia a su salud. Por eso debemos priorizar este tipo de ocio frente a otras actividades sedentarias como ver la televisión.

Beneficios en la salud

Se recomienda que, si es posible, los niños vayan todos los días al parque durante al menos una hora, y es que se trata de una actividad necesaria para un adecuado desarrollo. En todo caso no debemos obligarles a subir y a jugar a cosas que no quieran, pero sí animarles a que lo hagan.

El hecho de jugar en el parque evita que se hagan sedentarios, algo muy frecuente hoy en día a causa de la televisión y los videojuegos. El parque es una forma de ocio que ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad en los más pequeños, por lo que ganan en salud. Además fortalece los huesos y los músculos gracias al ejercicio físico.

Si el día es soleado es perfecto porque los peques producen vitamina D que ayuda a fijar el calcio que obtienen de los alimentos a los huesos. Y es que gracias a jugar en el parque seguro que los niños comerán y dormirán mejor.

Socialización

El parque puede ayudar a que los niños observen otros comportamientos, lo que es fundamental para una adecuada sociabilización. En el parque interaccionan y se comunican con otros, por lo que contribuye a mejorar el lenguaje.

Por otra parte ir al parque es bueno para que aprendan a hacer amigos fuera de su círculo habitual, mejorando sus habilidades sociales y aumentando su seguridad.

Por último, el hecho de que vayamos con los niños al parque nos beneficia a los adultos, ya que también nos obliga a movernos y a relacionarnos con otros padres, por lo que todos salimos ganando.