Salud

Beneficios de dar masajes a los bebés

Mother massaging her lovely baby

Los masajes son muy recomendables, ya que aportan muchos beneficios al bebé e incluso a los padres, por eso conviene realizar esta actividad cada día.

Dar masajes, sobre todo después del baño, es una de las mejores maneras de estrechar los vínculos afectivos entre el bebé y los padres.  Además el bebé se sentirá mucho más querido y seguro.

En el mercado existen cremas y aceites corporales para bebés que son perfectos para hacer un masaje, aunque debemos tener precaución y poner al bebé en un lugar muy seguro para que no se nos resbale.

Por otro lado el masaje es muy beneficioso para reducir los gases y los cólicos, tan típicos en los recién nacidos. Al mismo tiempo mejora la respiración y le ayuda a relajarse, por lo que dormirá mejor y se mostrará menos irritable. También es una buena oportunidad para que el bebé observe nuestras expresiones y comience a comunicarse.

Parece ser que los bebés que reciben masajes de sus padres cuentan con un sistema inmunológico más fuerte porque en general se sienten más felices al reducirse los niveles de estrés.

Asimismo favorece el sistema circulatorio y ejerce una acción tonificante en su musculatura, ayudándoles además a ser más conscientes de su pequeño cuerpo.

Los bebés y los padres también pasan un rato de lo más divertido, por lo que es una experiencia muy positiva para ambas partes.

A la hora de dar el masaje debemos buscar un momento en el que el bebé esté relajado, ya que no tiene sentido darlo si está llorando o tiene hambre. También es importante que nos lavemos bien las manos y que nos quitemos cualquier objeto que pueda molestarle, como los anillos o el reloj. El lugar debe ser cómodo para los dos, como una cama, y sobre todo con una temperatura adecuada y sin una iluminación demasiado fuerte.