Destacados

Bebés grandes, bebés pequeños.

Baby Emotions

Cuando un bebé nace se le realizan varias pruebas para comprobar su estado de salud. Talla, peso… son cuestiones básicas para establecer la proporción física del niño.

El peso medio de un recién nacido suele oscilar sobre los 3 kilos , sin embargo hay bebés que se salen de esta media, tanto por arriba como por abajo.

Los bebés prematuros no llegan al peso establecido, esto es debido a problemas de nutrición durante la gestación, infecciones, pre-clampsia…

El otro aspecto contrario son aquellos que superan el peso de forma elevada. Estos son bebés demasiado grandes que igualmente han sufrido problemas durante el embarazo. Uno de estos problemas es la diabetes o factores genéticos.

Las estadísticas sitúan estos casos por zonas geográficas, pero los especialistas aseguran que esto puede ocurrir en cualquier lugar del mundo.

Uno de los bebés más pequeños de la historia nació en Alemania. Solo pesó 300 gramos en su semana 25 de gestación. Sin embargo, logró salir adelante después de seis meses en la incubadora.

Otro bebé de estas características nació en EEUU. Nació con 27 semanas de gestación y con un peso de 280 gramos. También logró salir adelante, aunque se desarrolló un poco más baja de estatura, hoy en día se le considera una magnifica estudiante y artista.

En los casos contrarios como bebés con demasiado peso, uno de los casos ocurrió en Brasil. Con un peso de 8 kilos llegó al mundo debido a la diabetes de su madre durante el embarazo.

Otro de los casos fue en Rusia. Con 7 kilos de peso y 750 gramos nació este bebé. El motivo de ello fue la genética, ya que sus hermanos igualmente superaron al nacer los 5 kilos.

En la actualidad, los partos de estas características se pueden prever con antelación y evitar peligros tanto hacia la madre como al bebé, la medicina avanza a pasos agigantados y no debe suponer ningún problema si el bebé es prematuro o si su tamaño es excesivo.