Salud

Ayúdale a vencer el miedo a la oscuridad

???????????????????

Algunos niños no quieren irse a dormir e insisten en dejar las luces encendidas porque sufren miedo a la oscuridad. Veamos cómo podemos ayudarles para que duerman tranquilos.

Este problema suele aparecer alrededor de los tres años de edad y en muchos casos se debe a un exceso de imaginación que les hace ver y sentir cosas que no suceden en realidad. También puede deberse a que no quieran estar solos y necesiten un adulto a su lado.

En todo caso conviene que escuchemos al peque y le tranquilicemos, sin castigarle ni reírnos por tener miedo. Tienen que vernos fuertes, sin miedo y saber que se trata de algo irracional, aunque si son muy pequeños es difícil de explicar.

Debemos procurar que el momento de ir a dormir sea agradable. Por ello las horas previas debemos evitar que vean películas o dibujos que sean de miedo o les pongan nerviosos. Asimismo conviene que se bañe por la noche para que se relaje y darle un poco de leche caliente antes de ir a dormir.

Un buen truco es mantener una charla tranquila sobre algún tema que le guste o contarle un cuento para desviar su atención. Si el peque nos llama a media noche podemos a tranquilizarle pero sin encender la luz.

Durante los fines de semana cuando tengamos más tiempo podemos jugar al escondite u otros juegos a oscuras en su habitación para que aprenda a relacionar la oscuridad con algo divertido.

En el mercado venden unas pequeñas luces o pilotos que se enchufan y dan un poco de luz, aunque también podemos dejar la puerta de la habitación del niño un poco abierta.

De todas formas para superar el problema el niño debe enfrentarse gradualmente a la oscuridad hasta que llegue a dormir solo y sin que estemos a su lado o haya una luz encendida.

Un buen truco es poner una pizarra en la pared y dibujar puntos cada vez que consiga pasar la noche tranquilo y sin pedir ayuda, felicitándole siempre y diciéndole que cuando consiga un determinado número de puntos tendrá un regalito o haremos una actividad que realmente le guste.