Salud

Aumenta el sonambulismo entre los niños

Sleepwalking

Dejar que los niños jueguen tan solo unos pocos minutos al día a la consola y que se acuesten temprano en lugar de pasar horas frente al ordenador no es algo que los expertos recomienden porque sí, sino que es debido a que el hecho de utilizar estos aparatos continuamente y de acostarse tarde tras su uso puede provocar que los niños se vuelvan sonámbulos.

Al menos así ha quedado de manifiesto tras la realización de un análisis llevado a cabo en el Hospital Quirón de Valencia, en el cual se afirma que los casos de sonambulismo entre niños y adolescentes han aumentado considerablemente debido a la presencia de ordenadores y consolas en sus habitaciones, así como por el hecho de que los pequeños cada vez se acuestan más tarde, lo que provoca que no duerman bien y que, por ende, tengan sueño crónico y se despierten sonámbulos durante la noche.

Es por ello que, si deseas conocer todas las claves para que tu hijo disfrute de un sueño reparador, deberás empezar por no introducir aparatos electrónicos en su habitación, sino dejarlos en el salón, en el despacho o en una habitación de juegos destinada a tal fin.

De este modo, no solo evitarás que la carga eléctrica de estas máquinas afecte al cerebro y al sueño de tu hijo, sino que, además, conseguirás que no juegue durante horas y horas con la consola y el ordenador y que se acueste temprano. No olvides que los niños deben dormir unas ocho horas al día para despertarse llenos de energía y poder rendir en el colegio.