Juegos

Arcilla ¡les encanta ser artistas!

Boy teen potter clay bowl working in pottery workshop

La arcilla es perfecta para estos meses de vacaciones, ya que los peques pueden pasar horas y horas creando un montón de cosas con sus propias manos.

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer es buscar una mesa y cubrirla con plástico para no mancharla. También los adultos podemos colaborar y hacer con los niños figuras y objetos a los que luego sacaremos partido.

Una buena idea es utilizar el cartón de un rollo de papel higiénico como molde para hacer un bote donde luego puedan poner sus lápices de colores o las tijeras. Una vez que esté seco lo podemos pintar con acuarelas y añadir una capa de barniz transparente para que el resultado sea mejor. En las tiendas existen algunos tipos de arcilla que incluso podemos meter en el horno de casa para que se sequen y queden más resistentes.

Otra opción es hacer un marco de arcilla. Para ello compraremos un simple cristal para poner fotos y después lo rodearemos de arcilla para hacer el marco. El peque lo puede decorar con piedras, conchas o botones ¡quedará genial y estará de lo más orgulloso por haberlo hecho!

Además podemos hacer bolitas de arcilla y agujerearlas con un clip o una agua gruesa, esta parte es mejor que la hagamos los mayores, para que después diseñemos pulseras o collares.

Asimismo es posible tener un recuerdo muy bonito de nuestros peques si dejan las huellas de sus manos y sus pies en una base de arcilla que incluso podemos pintar y colgar en la pared.

También podemos hacer un divertido zoo con figuritas de arcilla que representen a animales, como una serpiente o un oso. Y aunque quedan varios meses para la Navidad nunca está de más ser previsor y podemos hacer unas figuritas para el portal de Belén.