Educación

Apúntale a un campamento de verano

boys eating watermelon outdoors

Aunque todavía estamos en primavera ahora es el momento ideal para empezar a buscar un buen campamento de verano para los peques, ya que además de pasarlo bien aprenderán un montón de cosas y se harán más independientes.

Los niños tienen más vacaciones que los padres, por eso los campamentos son una buena opción para que también los abuelos descansen y ellos hagan otros planes mientras los adultos trabajan.

Existe una gran variedad de campamentos, normalmente en un entorno natural como la playa o la montaña y donde además pueden aprender deportes, idiomas, música y otras muchas cosas. Antes de apuntar al niño podemos visitar las instalaciones y pedir toda la información para que sepamos que cuentan con todas las garantías.

Además existen campamentos específicos para niños con determinadas patologías, como la diabetes o el cáncer, algo muy recomendable porque estarán perfectamente controlados y conocerán otros niños en su misma situación.

Es importante que elijamos un campamento adecuado a su edad y explicarle al peque que lo pasará muy bien. Muchos niños piensan que es un castigo, pero nada más lejos de la realidad, ya que se trata de unos días de diversión donde harán amigos y aprenderán cosas nuevas.

Una buena idea, sobre todo si es la primera vez, es buscar un campamento cerca de donde vivimos y que tras pasar el día pueda dormir en casa. El siguiente año ya podrá quedarse a dormir porque sabrá de qué se trata.

Los campamentos ayudan a que los niños aprendan a ser independientes y autónomos al tiempo que ven cómo se puede convivir fuera de casa y del entorno familiar, normalmente bastante cerrado.

Un niño que va a un campamento ganará en sociabilidad y será más participativo porque hacen muchas actividades en grupo. El hecho de realizar actividades y deportes en grupo mejorará su capacidad de expresión dada la necesidad constante de comunicarse y llegar a acuerdos.  Los niños que van a campamentos suelen ser más tolerantes, ya que la convivencia con otros le enseñará a  respetar a los demás.