Alimentación

Alimentar a los peques con leches vegetales

93 Vk0gMDg0XzIwMTEgLSAwMTUuanBn

Cuando los peques alcanzan su primer año de vida, los papis pueden empezar a incluir la leche de vaca en su dieta. Sin embargo, muchos de ellos optan por sustituir este ingrediente por las leches vegetales, unos productos lácteos muy variados que también resultan muy saludables.

No obstante, en el mercado podrás encontrar leches vegetales de varios tipos distintos. Y, aunque todas son estupendas para alimentar a los niños, cada una de ellas contiene unas propiedades diferentes que es necesario conocer. ¡Descubre cuáles son hoy mismo si deseas incluirlas en la dieta de tu bebé!

Leche de almendras

Una de las principales ventajas de las leches vegetales es que son ideales para los pequeños que padecen intolerancia a la lactosa. Y, entre este grupo de sanos ingredientes, encontramos la leche de almendras, que contiene calcio, potasio y una gran cantidad de vitaminas. Es por ello que no podrá faltar en tu cocina si deseas que tu peque crezca con unos huesos fuertes y que su cuerpecito regule la absorción del colesterol y de los azúcares de un modo excepcional.

Leche de soja

A partir de los doce meses de edad, los bebés ya pueden empezar a consumir la saludable leche de soja, un ingrediente que contiene muy poquitas grasas pero un sinfín de vitaminas y minerales, donde destacan el calcio, el fósforo o la vitamina D, entre otras muchas propiedades que cuidarán la salud de tu peque.

Leche de arroz

Es otra de las leches vegetales que no podrán faltar en la alimentación de tu niño si deseas eliminar la leche de vaca de su vida. Pero, ¿por qué es tan sano y nutritivo este ingrediente? Pues porque contiene vitamina D, fósforo y hierro. Eso sí, no olvides que su porcentaje de calcio es inferior al de otras leches vegetales.