AlimentaciónSalud

Alimentación sana, comidas completas

Como padres no hay dudas que deseamos lo mejor para nuestros hijos, pero, ¿qué sucede cuando tomamos decisiones guiándonos por nuestro instinto o nuestra experiencia como adultos y esto no es tan conveniente como creíamos? Esto es algo muy común respecto de la alimentación de los niños. Los adultos, especialmente en los tiempos que corren, solemos estar muy preocupados por el sobrepeso y la alimentación sana; lo que no sabemos es que no es lo mismo una alimentación saludable en un adulto que en un peque.

Hay alimentos que por haberlos eliminado de nuestros hábitos alimenticios para mantener la forma o vivir más saludablemente, también los retiramos de la alimentación de nuestros niños, cuando en realidad estos necesitan de ese tipo de comidas.

Sobre este tema se realizó una encuesta en el Reino Unido, la que arrojó sobre un total de 2000 hombres y mujeres, que el 60% de ellos eliminaron de la comida de sus hijos alimentos como: el pan, las papas fritas y algunas frutas. Todo esto por decisión propia y sin que el niño sufra de sobrepeso, mucho menos de obesidad.

Está bien que como adulto eliminemos las harinas para no engordar, pero los niños las necesitan debido al gran desgaste físico e intelectual que tienen; las grasas por ejemplo son fundamentales durante los primeros años de vida ya que ayudan a la formación y desarrollo del sistema nervioso. Otra de las comidas que nunca debemos eliminar de la dieta de nuestros peques son las legumbres, los huevos, la leche y las frutas y verduras en general.