Juegos

Algunos juegos divertidos para la playa

Beach ball joy

A los peques les encanta la playa, pero si además llevamos juegos o planeamos alguna actividad diferente seguro que estarán más entretenidos. En muchos juegos podemos participar los mayores y pasarlo también estupendamente.

Un clásico son las pelotas hinchables, ya que tienen la ventaja de que no hacen daño. Son perfectas para jugar a lanzarla entre dos o más niños dentro del agua. En algunas playas incluso hay redes con las que se puede jugar al vóley.

Las palas son también muy divertidas, pero deben jugar en una zona de la playa donde no molesten a los demás.

Las gafas de bucear y las aletas son una buena opción para los niños más mayorcitos, ya que pueden ver qué sucede dentro del mar. Los más pequeños pueden entretenerse con una red para atrapar pececitos.

Los castillos de arena siempre triunfan, por eso podemos llevar a la playa cubos, palas y rastrillos. Si además les enseñamos a hacer un pasadizo para que pase el agua lo pasarán genial. También existen moldes para hacer figuras de animalitos con la arena mojada.

Los cubos pueden servir asimismo para que los niños vayan a la búsqueda de cochas, caracolas y piedras de colores. Luego se las pueden llevar a casa para hacer manualidades o collares.

En muchas tiendas de juguetes venden bolos de plástico que podemos llevar a la playa, son muy entretenidos y no pasa nada si se mojan.

Los más creativos pueden hacer dibujos en la orilla con las manos, por ejemplo una estrella de mar, y ver cuánto dura antes de que las olas hagan que desaparezca. Con piedras pequeñas y planas también les podemos enseñar a jugar a lanzarlas al agua para que reboten en las olas.

Y recuerda ponerle siempre protección solar y una gorra mientras está jugando, procurando que beba de forma frecuente para mantenerse hidratado.