Alimentación

Actividades gratis para los niños gracias a Kinder Chocolate

producto[1]Kinder Chocolate, además de ofrecer productos de calidad que  gusta a todos los niños, regala una actividad extraescolar a los menores con edades entre 3 y 16 años residentes en España.

En cuanto a las actividades de la promoción Actívate con Kinder Chocolate, los niños pueden elegir entre un sinfín de opciones, como idiomas, deportes, música y arte.

Para participar en la promoción un mayor de edad debe comprar una tableta de Kinder Chocolate y buscar el código que viene dentro. Una vez que tengamos este código podemos participar de diferentes maneras, online en la web de Actívate con Kinder Chocolate o por correo postal. El objetivo es que nos envíen unos bonos para reservar las actividades.

Hay que señalar que podemos participar tantas veces como queramos cada vez que compremos una tableta de Kinder Chocolate, aunque con un máximo de dos actividades por centro.

La promoción estará vigente hasta el 31 de mayo, aunque los niños podrán disfrutar de las actividades hasta el próximo septiembre. De todas formas el plazo máximo para reservar las actividades en los diferentes centros es hasta el mes de agosto.

Kinder Chocolate

Kinder Chocolate destaca por su corazón de leche, su delicioso chocolate y unas prácticas porciones que gustan a toda la familia. De hecho, podemos adquirir Kinder Chocolate en diferentes formatos de 4, 8, 16 y 24 porciones dependiendo de nuestras necesidades.

Además, cabe destacar que la leche de Kinder Chocolate se selecciona de manera rigurosa y está sometida a un control en su origen, recogida y tratamiento. Asimismo, se trata de un producto que no contiene colorantes ni conservantes.

A los niños les encanta tomar Kinder Chocolate para merendar, una oportunidad perfecta que debemos aprovechar para compartir con ellos este momento de relax. La merienda es muy importante para que los peques tengan fuerzas a la hora de jugar y de hacer los deberes.

Una buena opción es combinar Kinder Chocolate con algo de fruta, como un zumo natural o un plátano para que la merienda sea más completa. En el caso de los niños más mayores o que realizan actividades físicas les podemos preparar además un bocadillo no muy grande.

Asimismo todos deberíamos merendar para aguantar bien hasta la cena y no llegar con un exceso de hambre que nos hará comer más cantidad y no siempre de forma saludable.