Salud

¿A mi peque le están saliendo los primeros dientes?

¿A mi peque le están saliendo los primeros dientes?

Aunque una vez alcanzada la edad adulta resulta prácticamente imposible recordar lo que sentimos cuando los primeros dientes empezaron a hacer acto de presencia en nuestra boquita, este sencillo gesto está plagado de síntomas algo desagradables para los peques.

Un proceso que, por suerte, resulta mucho menos desagradable cuando se caen los dientes de leche pero que, desgraciadamente, todos los niños deben sufrir durante sus primeros meses de vida.

¿Quieres descubrir cuáles son los síntomas de la aparición de los primeros dientes para saber si tu peque lucirá una hermosa sonrisa dentro de muy poquito? ¡Averígualo hoy mismo!

Morderlo todo

Aunque los primeros dientes suelen aparecer cuando el bebé alcanza los seis o siete meses de edad, la gran mayoría de los niños empiezan a sufrir sus síntomas con tan solo dos meses. Entre ellos, se encuentra el hecho de morder todo lo que les rodea, motivo por el cual te aconsejo que adquieras un juguete blandito especial para aliviar el dolor de encías.

Llorar y gemir

Son muchos los niños que, cuando sienten el dolor propio de la aparición de los primeros dientes, tan solo emiten algún que otro gemido aislado. Sin embargo, otros lloran con algo más de intensidad durante esos complicados momentos de su vida.

Por otro lado, también hay muchos pequeños que, durante esta época, están de muy mal humor debido a lo incómodos que se sienten.

Babear

Todos sabemos que los peques acostumbran a babear mucho cuando son bebés. Sin embargo, cuando los primeros dientes empiezan a hacer esfuerzos para salir a la luz el babeo se vuelve todavía más intenso. Así que hazte con un bonito babero que le permita estar siempre limpito y sentirse lo más cómodo posible.

Fiebre y diarrea

Si estos síntomas aparecen en la vida de tu bebé, lo mejor será que acudas al médico para que sea él quien te diga a ciencia cierta qué es lo que le pasa a tu hijo. No obstante, es importante que tengas en cuenta que la diarrea y la fiebre también forman parte de las consecuencias de la aparición de los primeros dientes.