Moda y Complementos

4 consejos para afrontar los gastos del bebé

save up

Cuando un bebé llega a la vida de una pareja, la ilusión, la alegría y la felicidad invaden el hogar en el que se criará el pequeñín. Aunque, por desgracia, en esos momentos también es necesario tener en cuenta un aspecto muy importante: los gastos.

Y es que, a pesar de que existe una frase hecha que afirma que todos los bebés nacen con un pan bajo el brazo, tampoco hay que olvidar que su nacimiento trae implícitos una serie de dispendios económicos que se deben tener muy en cuenta para que llegar a fin de mes no se convierta en una ardua tarea. ¡Minimiza los gastos del bebé con estos sencillos trucos!

Con tiempo de antelación

Las prisas provocan que dejemos a un lado la esencial labor de comparar precios y que compremos lo primero que encontramos en las tiendas. ¡Error! Si realizas tus compras varios meses antes de que nazca el bebé irás más tranquila y podrás acudir a un sinfín de comercios hasta encontrar los productos más económicos y adaptados a tus necesidades.

Familiares y amigos

Las cunas, los cochecitos, las bañeras… Son muchos los accesorios para peques que tan solo se utilizan durante unos pocos meses. Es por ello que, si quieres evitar que los gastos arruinen tu cuenta corriente, hablar con familiares y amigos que tengan niños pequeños para ver si te pueden prestar sus utensilios te ayudará a ahorra mucho dinero.

En época de rebajas

Otra de las claves para ahorrar consiste en esperar a las épocas de rebajas (julio y enero, generalmente) para realizar tus compras, ya que podrás encontrar grandes descuentos en los productos para peques y olvidarte de los gastos excesivos.

Tiendas de segunda mano

Hoy en día, son muchos los emprendedores que han creado tiendas de segunda mano en las que los papis pueden adquirir todo lo que su bebé necesita ahorrando mucho dinero. Yo conozco a varias personas que han comprado productos en estos comercios y todas están encantadas debido a que la mayoría de los accesorios están prácticamente nuevos y son mucho más baratos que los que se pueden encontrar en las tiendas convencionales.